La tos en los bebés: remedios naturales

tos

Si tienes un bebé de unos meses y te enfrentas al duro invierno… debes saber que tendrás que aprender a convivir con la tos y los mocos.  Sobretodo si tu niño va a la guarde por primera vez. Es inevitable esta situación porque los niños tienen que coger defensas pero es normal que  nos crispe los nervios y más aún cuando la tos hace aparición durante la noche y no les deja dormir ni a ellos, ni por supuesto a ti.

Remedios para la tos:

-La cebolla: el método de la cebolla es conocido desde nuestras abuelas. Algunos dicen que funciona, otros que no, pero ya hasta los pediatras te dicen que por intentarlo no pasa nada. Yo lo he comprobado con mi hijo y algo sí se nota. Consiste en poner  cerca de la cuna o de la cama una cebolla partida por la mitad, humedecida y espolvoreada con azucar. Los vapores son muy beneficiosos y consigue que la tos desaparezca o disminuya durante la noche. Es importante cerrar la puerta de la habitación para que la concentración de los vapores sea máxima.

– Subir la cuna o la cama: para favorecer que el bebé respire mejor es importante que la cabeza esté más elevada que el resto del cuerpo, de ese modo permite que el aire entre más fácilmente. Puedes conseguirlo poniendo libros gruesos bajo las patas delanteras.

– Vicks vaporub: a partir del año de edad, y no antes, se puede aplicar vicks vaporub en la planta de los pies y cubrirlos con calcetines antes de ir a dormir. No me preguntéis por qué pero funciona!.

– El efecto sauna: a la hora del baño, cerrar bien la puerta y dejar corriendo el agua caliente para que el baño se llene de vapor, el bebé respirará el vapor y eso  humedecerá sus vías respiratorias de un modo natural. Después del baño podéis proceder a la limpieza de las fosas nasales:

– Limpieza de las fosas nasales: cuanto mejor respire un bebé menos toserá, así que es crucial limpiar las fosas nasales antes de ir a dormir. La limpieza se hace con suero fisiológico, pero es necesario 10ml de suero en cada fosa y no 5 como suelen venir en las monodosis de farmacia. Lo cierto es que en todos los hospitales utilizan los de 10, pero curiosamente en las farmacias “no existen”. Así que debéis rellenar 2 jeringuillas de 10ml con el suero. ¿Por qué 2? porque si sólo tenéis una, entre que hacéis un orificio y preparáis para el otro, el bebé estará muy irritado, no es algo que le guste, así que cuanto más rápido mejor. Ponéis al bebé de costado y enchufáis los 10 ml en una fosa, le dais la vuelta y hacéis lo propio en la otra. Veréis que sale muchísima mucosidad por el orificio opuesto. Después mimitos al bebé para que se calme, y ya veréis lo bien que come y duerme.

Fisioterapia para bebés: existen personas especializadas en fisioterapia para bebé que mediante movimientos en el torso consiguen que la mucosidad ascienda y desaparezca de los pulmones.

Y por supuesto ni que decir tiene que no debéis fumar jamás delante de los niños ni dejéis que otros adultos lo hagan.

Si la tos persiste:

Cuando la tos se torna algo más grave suele ir acompañada de sonidos bronquiales y fiebre aunque sean décimas, en esos casos es imprescindible acudir al médico porque un catarro mal curado podría degenerar en bronquilitis o neumonía.

Otro síntoma que debeis controlar es el conocido como “tiraje“, es decir, cuando al respirar el bebé sufre porque no le llega bien el aire y los papás podemos percibirlo porque se le marcan las costillas al tomar aire. Esto es síntoma suficiente para acudir al médico sin demora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s