¡Vamos a donar juguetes!

recicla_0007_Capa-1

Dentro de unos días mi hijo mayor cumplirá tres añitos. Después de dos cumpleaños, tres fiestas de Reyes y de Papá Noel y mil regalos de “porque sí” (Debo reconocer que para mi familia es el primer nieto y el primer sobrino), pues mi casa, que por desgracia no cuenta con trastero, se está convirtiendo en una especie de tienda gigante de juguetes. Antes teníamos los juguetes en una caja en su cuarto, después en una caja en su cuarto y otra en el salón, ahora hay unas cuatro cajas en su cuarto, cinco en el salón, dos en el baño y una en la cocina. ¡NO PUEDO MÁS!.

Si os soy sincera, varias veces he recogido juguetes que ni él ni su hermano pequeño ya utilizaban y los metía en bolsas. Las bolsas las ponía en la entrada de casa para recordar tirarlas a la basura, y de pronto, como por arte de magia… mis hijos veían las bolsas y esos juguetes se convertían en sus preferidos… con lo que volvían a las malditas cajas repartidas por toda la casa. Entonces mi sentido de culpabilidad no me dejaba desprenderme de ellos.

Ayer mismo le regalaron un delfín que lanza pompas a la vez que hace sonidos estridentes para aprovechar sus dos pilas y poner nuestros nervios a prueba. ¿Por qué se lo regalaron? pues ¡porque sí!. Mi hijo durmió con el delfín (previa extracción de las pilas por mi parte), como la semana pasada durmió con el spiderman nuevo, la anterior con un puzzle, la otra con un nuevo peluche, y así sucesivamente.

La solución: donar los juguetes

Con la inminente y previsible oleada de nuevos juguetes que se avecina debido a su cumpleaños y a las próximas navidades… he pensado en donar juguetes.

Al principio pensé en aprovechar sus horas de sueño para hacer “limpieza” en el cuarto sin que él se diera cuenta. Sin embargo, creo que voy a ordenar los juguetes (al final siempre están todas las piezas de mil diferentes repartidas por las distintas cajas); y cuando estén ordenados los pondré en fila y tranquilamente hablaré con mi niño para que sea él el que decida qué juguetes considera prescindibles. ¿Y por qué? -me preguntará, ya que lleva en esa “edad del por qué” como cinco interminables meses-, pues sencillamente porque hay muchos niños que no tienen juguetes. Tienen cumpleaños pero a veces ni ellos mismos saben cuándo es, porque no hay nadie que se lo recuerde con globos y velas.

He pensado en crear unos carteles bonitos donde se lea en cada uno “solidaridad”, “pobreza”, “compartir”, “igualdad”. Y con estos carteles enseñarle a mi hijo lo importantes que son estas palabras.

SOLIDARIDAD

Después de explicarle todo esto, iremos juntos a donarlos

Puntos de donación:

Debo decir que me ha sido un poco difícil encontrar puntos de donación de juguetes.

La Cruz Roja ha hecho varios años una campaña de recogida de juguetes, pero es imprescindible que sean juguetes nuevos. Cosa que me parece un error enorme. Por una parte defienden que se enseñe a los niños el valor del SER y no del TENER y el huir del consumismo, y por otra… ¿Obligan a todos los donantes a comprar juguetes nuevos porque todo niño tienen derecho a tener un juguete “NUEVO”?. Aquí tenéis la información. Por mi parte no me extenderé más en este debate.

UNICEF: he contactado con ellos y no hacen ninguna campaña de recogida de juguetes. Sorprendente también, siendo que defienden los derechos de los niños, y uno de ellos según la Convención sobre los Derechos del Niño  es al juego.

CÁRITAS: Tampoco recoge juguetes (esto empezaba a ponerse complicado)

Así que los puntos que he encontrado en España son estos:

Juegaterapia: recogen consolas, siempre que estén en buen estado. (No es mi caso porque aún mis hijos no juegan con consolas, afortunadamente).

¿Me dejas jugar?: Hacen campaña anual de recogida. Están ubicados en Azuqueca de Henares, Guadalajara. Me parece muy buena idea, terminar con nuestra actividad haciendo una excursión allí.

Segundamanita: Aquí puedes encontrar cosas de niños que necesites y donar lo que ya no utilizas. Tanto ropa como cualquier otra cosa. Siempre que esté en buen estado.

Por otra parte también se puede preguntar a los más allegados si conocen a algún niño con más necesidades, o en la parroquia de nuestro barrio, o incluso en el propio cole.

De momento esto es todo. Si conoces más sitios donde se puedan donar juguetes, por favor indícanoslo dejando tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s