Logopedia infantil. Aprendiendo a hablar

logopediamadrid

Hace unos meses que mi hijo mayor empezó a hablar con ciertas dificultades que los adultos podríamos llamar “tartamudeo”. Le costaba arrancar la frase y hacía gestos un tanto agobiantes cuando veía que su boca no emitía los sonidos que en su mente sonaban tan claros.

Al principio no le dimos ninguna importancia… Pero pasaban las semanas y seguían aumentando esos problemas. Y además se sumaban las opiniones de personas que sin ninguna mala intención te decían “Huy! Cómo le cuesta!!!” o “¿Y lleva así mucho tiempo?”. Así que nosotros, que desde el principio creíamos que lo mejor era ignorarlo, comenzamos a preocuparnos. Tuvimos la “suerte” de que la pediatra presenciara uno de esos momentos de conversación con mil dificultades, así que decidió mandarnos al logopeda, y aunque aún es muy pequeño, prefirió que fueran los logopedas los que dieran (o no) importancia al caso.

Me voy a ahorrar todos los detalles del estudio que le hicieron a mi hijo. Pero lo que quiero que entendáis todas las personas que ahora podáis estar leyéndome, es que nos dejaron muy muy claro, que nunca es demasiado pronto. Que estas cosas cuanto antes se detecten mejor, y que no debemos sentirnos culpables ni “drama-mamás” por consultar algo que nos preocupa.

En estas edades lo principal es que el niño no sea muy consciente de que tiene lo que los médicos llaman “disfluencias”, y el 99% del tratamiento consistirá en cambiarnos a nosotros: los padres, y no intentar cambiarle a él.

¿Por qué? Pues básicamente porque somos nosotros el espejo en el que (a esas edades) nuestros hijos intentan encontrar su reflejo. Si nosotros hablamos rápido, ellos tratarán de hablar rápido, aumentando así el nerviosismo y como consecuencia las disfluencias. Si nosotros le damos importancia, ellos lo notarán. Si nos miramos con ojos cómplices que muestren nuestra preocupación, ellos serán conscientes de que existe un problema… Y así sucesivamente.

Desde aquí os voy a dar unas pautas para que intentéis seguir. No harán daño y sí pueden ayudar mucho, pero por supuesto lo más importante es que si sospecháis que vuestro hijo pueda tener problemas de habla acudáis a un profesional lo antes posible. Sólo los profesionales podrán determinar el mejor tratamiento adecuado a vuestro caso concreto.

Pautas  para los papás y personas que tengan trato asiduo con el niño.

  • No os agobiéis. Estas pautas son para vosotros, y también podría ser para los profesores. Son los que más tiempo pasan con el niño. Pero no os obsesionéis con el tema y os enfadéis si los abuelos no las cumplen. No pasa nada.
  • Hablar despacio, intentando vocalizar bien.
  • No obligar en ningún caso a hablar a un niño cuando no quiere hacerlo. No decirle “di adiós” a menganito… Decidlo vosotros y él puede que os imite o no.
  • No terminéis sus frases cuando veis que “se atasca”, aunque sepáis lo que quiere decir.
  • Respetad los turnos de conversación. Si ahora no le vas a atender porque estás hablando con papá… explícaselo y dile que en cuanto acabes le atenderás.
  • Juega con él. Está demostrado que en el tiempo de juego existen menos disfluencias, porque el niño está más relajado.
  • En el juego adopta voces amplias y grandes para los juguetes: “Soy un camiooooooon muuuuuuy graaaaaaandeeeee!”.
  • No pongáis nunca etiquetas. Una cosa que me marcó mucho en las sesiones fue lo que me dijo la logopeda: “Ningún niño nace siendo tímido, pero si se le dice que es tímido constantemente, de mayor será un adulto tímido”. Sabemos que es difícil, pero hay que intentarlo.
  • Evita preguntas directas en la medida de lo posible. Intenta no hacer una batería de preguntas al salir del cole. Es mejor iniciar una conversación en la que el niño quiera participar libremente, que sentir la presión de tener que contestar a todas las preguntas directas.

Estos son a grandes rasgos los consejos que debéis seguir.

Pero no olvidéis pedir ayuda profesional si lo consideráis necesario.

Desde madreaprendiz os aconsejamos dos páginas web que encontramos muy interesantes:

Fundación Española de tartamudez. En ella podéis encontrar una guía para padres. Y una guía para docentes. Además de otros muchísimos contenidos interesantes.

El blog de la logopedia: Madrid logopedia. Donde además de muchísima información, ofrecen servicios profesionales de logopedas a domicilio.

 

 

2 replies »

    • Muchas Gracias Arantxa. Como educadora infantil espero que puedas ayudarnos a dar siempre información veraz y si hay algo en lo que no estés de acuerdo estaremos encantados de escuchar todas tus opiniones. ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s