¡Que vienen los visitantes!. 10 consejos para prevenir la pediculosis

XUOL9900

Cuando el año pasado fui a recoger a mis hijos a la guarde vi un folio pegado en la pared de la clase, que casi casi pasaba desapercibido. En él se veía: “Queridos padres, tenemos visitantes. Vigilad las cabecitas de vuestros hijos”.

En ese momento (obviamente) comenzó a picarme todo el cuerpo. Que cojan piojos mis hijos me parece una faena, pero que de sus lindas cabezas salten a la mía con mi larga melena me parece trágico. Alguien me dijo una vez “siempre preferiríamos que nos tocara a nosotros vivir las cosas malas antes que les tocara a nuestros hijos”. Yo pensé “Sí, con una excepción”. Lo habéis adivinado, ¿No?. Los visitantes, jejeje.

El caso es que de nuevo en el cole ha habido varios casos de estos asquerosos parásitos, y aunque mi cuñada me pronosticó que “antes o después los pillarán”, soy de las que piensan que “mejor después”.

Así que… ¡Intentemos prevenir!

Qué hacer para evitar a los “pipis”. Prevenir la pediculosis:

  1.  Lo más importante es hacer un control habitual de la cabeza de nuestros hijos. Si no vemos piojos ni liendres como poco habrá que vigilar una vez a la semana. En el momento en el que hayan aparecido el control debe de ser más periódico, porque aunque eliminemos todos los piojos siempre puede quedar alguna liendre suelta esperando a reaparecer.
  2.  Tener siempre a mano una liendrera, con ella el control es más exhaustivo porque permite peinar la zona con más eficacia. Para que no hagamos daño a nuestros hijos lo ideal es humedecer el cabello y aplicar un acondicionador antes de pasar la liendrera.
  3. Evitar el contacto de cabeza a cabeza. La forma de contagio más habitual es la que sucede cuando una cabeza con piojos se acerca a otra sin piojos. No hay que marginar a los niños con piojos, pero sí evitar los juegos que impliquen que las cabezas estén juntas. Mejor jugar al escondite y al “pilla pilla” :P.
  4. Llevar el pelo recogido. No significa que el pelo largo atraiga más a los piojos, pero es cierto que con el pelo recogido se tiene más control para evitar el contacto cabeza a cabeza. De ahí viene esta norma para la prevención del contagio.
  5. Llevar el pelo corto: tener el pelo corto reduce las posibilidades de infestación y sobre todo ayuda a detectarlos y eliminarlos con mayor facilidad.
  6. No compartir horquillas ni diademas, ni gorros ni bufandas. A pesar de que es difícil que los piojos pasen de cabeza a cabeza por un gorro compartido, no es imposible. Así que es mejor evitar este tipo de hábitos.
  7. Lociones preventivas: Existen productos de venta en farmacia para prevenir los piojos. Estos productos se deben utilizar sólo cuando NO hay piojos, ya que si ya han aparecido estaríamos ayudando a su inmunización.
  8. Remedios naturales: Desde hace muchos años se recomienda en herbolarios echar unas gotas de aceite del árbol del té en el champú de uso diario. Tiene un olor muy potente, por lo que es mejor que no os paséis con él. No sabemos del todo si esto funciona o no, pero la verdad es que es inocuo para los niños y puede que evitemos tener que pasar a mayores.
  9. Controlar el PH del cuero cabelludo. Cuando en un colegio hay una epidemia de piojos, no todos los niños los cogen, al igual que no todos los hijos de una misma familia. Se ha investigado en esta línea y se ha descubierto que se trata de variaciones en el PH de la piel. Es decir, cuanto mayor índice de acidez tiene la piel, menos posibilidades hay de cogerlos. Por ello es recomendable, si crees que tus hijos están en un grupo de riesgo, aclarar el cabello con vinagre templado o con un chorro de zumo de limón, haciendo un ligero masaje para que penetre en el cuero cabelludo.
  10. Si tus hijos tienen piojos o conoces a algún niño del cole que los tenga… lo ideal para prevenir la propagación es dejarlos en casa. La persistencia de liendres y huevos no viables adheridos al pelo implica que la crisis ha pasado a ser “no activa”. En ese momento ya se podría ir al colegio, pero obviamente con un control exhaustivo y pasando la liendrera a diario.

Y por supuesto ya sabéis que si vuestros hijos los han pillado debéis avisar al cole, y que así desde allí den la alerta al resto de papás para que se incremente la vigilancia de todos los niños de la clase.

¿Habéis tenido piojos en casa ya?. ¿Ganaron ellos o vosotras?. Contadnos vuestra experiencia!!

3 replies »

  1. Me ha hecho mucha gracia lo de los visitantes, mi madre también los llama así. Yo he cogido un par de veces por mis sobris y es una cosa bastante difícil de quitar… pero que le vamos a hacer ¡paciencia y constancia!

  2. Hola, como opción NO QUIMICA a los champús, existen los centros especializados en eliminar piojos y liendres Kids&Nits. El éxito de los tratamientos está 100% garantizado y son aplicados por especialistas, usando tecnología. En aproximadamente una hora, se acabo el problema.
    Más información http://www.kidsabdnits.com

    • Gracias Charo, en una próxima entrada trataremos cómo eliminarlos cuando ya se han cogido, y por supuesto propondremos centros como el vuestro porque nos han hablado maravillas de ellos. Qué pena que cuando yo era pequeña no existieran, recuerdo con pánico las noches de invierno con el vinagre en mi cabeza 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s