Elegir guarde: ¿Por dónde empiezo?

guardería

Cuando llega el momento de elegir guarde nos invaden varios sentimientos encontrados. Por una parte queremos encontrar la idónea en todos los aspectos. Pero por otra sabemos que no hay ninguna guardería que vaya a suplir nuestra presencia, o mejor dicho, no hay ninguna guardería que vaya a suplir nuestra necesidad de estar con nuestro bebé. Al fin y al cabo todas en el fondo sabemos que “allí estarán bien”, las que no vamos a estarlo (pero ánimo! sólo los primeros días) somos nosotras.

Estamos ya en febrero y se acerca el momento de investigar y seleccionar. ¿Guardería pública o privada? ¿Privada o concertada?. ¿Cerca de nuestra casa o cerca de la de nuestros padres?. Son muchas dudas que nos surgen a todas, pero lo que intentaré en este artículo es desechar lo prescindible y acercaros a los parámetros que realmente importan a la hora de tomar la decisión.

1- El horario: Parece que es una tontería, ¿Verdad?, ¡Pues no!. Tenéis que tener muy claro el horario en el que vais a dejar a vuestro peque. Tened en cuenta vuestra hora de entrada en el trabajo y la hora de salida, y procurad tener un margen suficiente para no tener que ir con la lengua fuera. Al fin y al cabo son muchos meses y esa situación podría provocaros una ansiedad terrible. Daos margen.

Por otra parte tenéis que informaros de si existe un horario especial en meses como septiembre y junio, que muchas guardes hacen “jornada intensiva” y los niños salen antes… Y también si lo vais a necesitar si tienen horario de “madrugadores”, para poder dejar a los niños antes en la guarde del horario oficial.

2- Cercanía a casa. Puede que os planteéis otras opciones: cercanía al puesto de trabajo, cercanía a casa de vuestros padres… Si no hay otra opción no pasa nada, pero lo ideal es que la guarde esté cerca de casa. Si un día estáis enfermos no vais a ir a llevar al niño hasta vuestro trabajo y luego volver. Por no hablar de que hoy en día es más fácil pensar que cambiaréis de trabajo antes que cambiar de casa. Eso sí. Esta norma no se aplica a las que tenéis la inmensa suerte de trabajar en un cole con guarde ;).

3- Fiestas que se celebran (calendario escolar). No en todas las guarderías se sigue el mismo calendario escolar. Casi todas tienen el mismo, y es un horario más amplio que el de los colegios. Pero os digo por experiencia que muchas tienen el calendario de los coles, con lo que las vacaciones de navidad son más extensas. El mes de julio no es completo o tienen festivos entre medias del curso de esos de “porque sí”. Informaos bien si no queréis llevaros sorpresas.

4- Gastos exactos de cuánto conlleva. Exactamente igual que en el punto anterior, la clave está en preguntar e informarse para evitar sorpresas desagradables. Si es concertada religiosa, a veces tienen un plus mensual para ayuda a la congregación. Un porcentaje de esa ayuda después se puede desgravar en la declaración de la renta. muchas guardes dicen que es una ayuda “voluntaria”, pero la realidad es que a no ser que tengáis serios problemas económicos… hay que pagarlo. Esta ayuda suele ser entre 10 y 30€ mensuales. Por cierto, os aclaro que las guarderías concertadas tienen los mismos precios que las públicas, los mismos horarios y el mismo proceso para solicitarla, salvo por la ayuda voluntaria.

Dentro de este apartado exige mención aparte los gastos de comedor. En cada guarde es una cantidad que ronda los 100€ mensuales, pero la horquilla es amplia y suele abarcar hasta los 150€ en algunos coles, lo cual implica un presupuesto muy distinto anual.

Otros gastos de los que debéis informaros son el seguro escolar y el material, que en algunas guardes es de un único pago anual y en otras es por trimestres.

5- Ayudas y becas: Casi todas las guardes privadas cuentan con un descuento que es el cheque guardería. Son 100€ mensuales que hay que solicitar cuando se abre el plazo en la Comunidad de Madrid. Desconozco si esta ayuda existe también en otras comunidades autónomas. No olvidéis solicitarlo en plazo. Para ello hay que haber reservado ya en una guarde privada. La paradoja es que por reservar muchas guardes cobran hasta 300€, y es un dinero, que si después os conceden una pública no recuperaréis. Para más “inri” los listados de admitidos y excluidos en las públicas se publican cuando el plazo de solicitar el cheque ha finalizado. Curioso, ¿verdad?. En fin, cada una que saque sus propias conclusiones.

6- Convenios con colegios para mayores. Si tenéis claro a qué cole queréis llevar a vuestro peque, sabed que hay algunos que tienen convenios con guarderías, para que cuando terminen el primer ciclo de infantil pasen directamente al colegio sin necesidad de volver a las solicitudes de plaza y la incertidumbre que esto genera.

7- Buscar apoyo. Además de vosotras buscad algunas personas más que puedan ir a recoger al niño en momentos puntuales si vosotras no podéis: vuestros padres, suegros, algún tío. Tendréis que dar su teléfono y DNI para identificar a esa persona como “autorizada” para recoger al menor en caso excepcional.

8- Preguntar a otras mamás: Y por supuesto, si tenéis más dudas, plantaos a la salida de la guarde, nadie podrá daros más información que las propias madres que ya llevan a sus niños allí.

Espero que os haya ayudado un poquito, aunque sea, a la hora de tomar decisiones.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s