Escarlatina: Una desconocida que en realidad nunca se fue

escarlatina2Cuando le diagnosticaron a un amiguito de mi hijo esta enfermedad de nombre digamos “antiguo” automáticamente me vino a la mente la novela de Mujercitas. Sólo conocía un caso de esa enfermedad en aquel libro, y lamentablemente la protagonista afectada moría por esta causa.

Por suerte los antibióticos han reducido a esta enemiga letal a la categoría de infección de poca importancia con no mayores consecuencias que una amigdalitis.

Los síntomas

La escarlatina es causada por una infección estreptocócica del grupo A.

Los síntomas más característicos son la fiebre, el dolor de garganta, sarpullido en el cuerpo con textura como de lija y lo que se ha dado en llamar lengua “aframbuesada”. Vamos que recuerda a una frambuesa por el color rojo escarlata y por los puntitos que aparecen.

escarlatina 1

Uno o dos días después de que comience la enfermedad, aparece el típico sarpullido rojo (aunque el sarpullido puede presentarse antes que la enfermedad y hasta 7 días después). Cierto tipo de bacteria estreptocócica produce una toxina (veneno) que en algunas personas ocasiona el sarpullido “escarlata” que le da nombre a la enfermedad. El sarpullido puede aparecer primero en el cuello, las axilas y la ingle, y luego extenderse al resto del cuerpo. Por lo general, el sarpullido empieza como parches rojos planos y pequeños que poco a poco se convierten en bultos diminutos ásperos.

Aunque las mejillas pueden estar enrojecidas, el área alrededor de la boca puede estar pálida. Los pliegues de las axilas, los codos y la ingle podrían presentar un color rojo más intenso que el del resto del cuerpo. Esto se conoce como líneas de Pastia. El sarpullido de la escarlatina por lo general desaparece en unos 7 días. Al hacerlo, se puede descamar la piel de la punta de los dedos de las manos y los pies, y el área de la ingle. Esta descamación puede durar varias semanas. (De hecho en este punto estamos ahora que mi hijo no para de pedirme “cremita” para sus manos llenas de pellejos).

Pero no por no aparecer uno de estos síntomas significa que no se tenga la enfermedad. En nuestro caso mi hijo de tres años la contrajo y no tenía ni un solo punto en todo el cuerpo, aunque su lengua era de manual de medicina ;).

¿Cómo se contagia?

Las bacterias estreptocócicas del grupo A pueden vivir en la nariz y la garganta de las personas. Estas bacterias se propagan mediante el contacto con gotitas provenientes de la tos o los estornudos de una persona infectada. Si un niño se toca la boca, la nariz o los ojos después de haber tocado algo que tenga estas gotitas, se podría contagiar. Si bebe del mismo vaso o come del mismo plato que una persona infectada, también se podría contagiar. Además, se puede contraer la escarlatina por el contacto con las llagas de las infecciones estreptocócicas del grupo A en la piel.

A este respecto debemos añadir que a los dos días de empezar con el tratamiento de antibióticos la persona deja de ser contagiosa.

El tratamiento

Para llegar a un diagnóstico positivo se toma una muestra con un bastoncito de la garganta del niño. Se mete en una solución química el bastoncito y se mete una tira reactiva muy similar a las utilizadas para los test de embarazo. Si salen las dos rayitas en lugar de dar saltos de alegría tenemos un positivo de escarlatina.

Como ha quedado claro en el primer párrafo de esta entrada… el antibiótico es crucial para eliminar la enfermedad. No es una enfermedad grave, pero es imprescindible tratarla con antibiótico para evitar consecuencias más graves.

Se suele tratar con penicilina, y en lugar de los 5 ó 7 días habituales requiere 10 días de tratamiento para eliminar del todo la infección.

Cómo prevenir la infección

La mejor forma de evitar las infecciones es lavarse las manos frecuentemente y evitar compartir los cubiertos, la ropa de cama, las toallas u otros objetos de uso personal. Es particularmente importante que las personas con dolor de garganta se laven las manos con frecuencia. No existe una vacuna para prevenir la infección estreptocócica de la garganta ni la escarlatina. Los niños con escarlatina o con infección estreptocócica de la garganta deben quedarse en casa y no ir a la escuela ni a la guardería por lo menos durante 24 horas después de haber comenzado los antibióticos.

De cualquier modo si sois madres ya sabéis que a veces “prevenir” es muy complicado.

Nosotros al menos de momento hemos conseguido que no se lo pegue al hermano. ¡Crucemos los dedos!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s