CUIDANDO LO QUE COMES


La alimentación en el embarazo no es más que una extensión dela forma en que la que siempre deberíamos alimentarnos y que algunas veces no lo hacemos porque nos encanta la comida rápida, alta en azucares, grasas y carbohidratos.

Yo personalmente no soy las más estricta en llevar una alimentación saludable, me encanta comer en la calle, ordenar domicilios o ir a restaurantes. Durante mi embarazo hice mi mayor esfuerzo, tenía un embarazo de alto riesgo por sobrepeso y por la edad, me recetaron las vitaminas que son necesarias para el sano desarrollo del bebé: ácido fólico( para prevenir los defectos congénitos) hierro (prevenir la anemia por deficiencia de hierro) calcio (fortalecer los huesos) y adicionalmente aspirinas para evitar complicaciones con la preeclampsia.

Seguí los principios básicos que se aconsejan para tener un peso y alimentación saludable:

Consumir gran cantidad de frutas, verduras, granos integrales, proteínas magras, grasas saludables y mucha, mucha  agua para mantenerme hidratada y así evitar las estrías aunque esto es prácticamente imposible, siempre quedan algunas marcadas por el cambio que sufre tu cuerpo durante el embarazo. Recuerda ayudar a tu piel aplicando aceite de almendras y mucha crema para mantén la piel hidratada.

Adicional a tomar esta vitaminas a diario, siempre es bueno saber cuáles son los alimentos que nos proporcionan estas vitaminas de forma natural y consumirlos regularmente.

Muchos de mis desayunos y cenas estaban acompañados de cereales fortificados,  cítricos y frijoles que son fuentes de ácido fólico. Consumí mucha leche por que me encanta, yogurt y soy adicta al queso en muchas de sus presentaciones  lo cual es bueno por que los lácteos son las fuentes de calcio que mejor se absorbe.

Me gusta comer mas carne roja magra que otras carnes, sin embargo fui lo más balanceada posible y también consumí  aves, hígado  y pescado para poder tener suficiente fuente de hierro para completar.

Mamas mucha Proteína ayuda a promover el crecimiento, no olvides consumirlas aunque no te gusten mucho son necesarias para tu bebé durante el embarazo.

Yo por mi parte solo gane 7 kilos y medio al finalizar mi embarazó y después de tener al bebe solo quede con 2 kilos por encima de mi peso inicial,  mi doctora me dijo que me fue muy bien y yo también los siento así ya que el bebe nació saludable y con el peso y talla  dentro de lo normal para el tiempo en que nació (38 semanas +1 día) 

Las invito a llevar una buena  alimentación  para que su embarazo se desarrolle de la mejor forma posible y tanto ustedes como sus bebes lleguen  a termino y se encuentren muy saludables y nutridos. Recuerden mamis que luego sigue amamantar y debemos seguir consumiendo vitaminas y una buena alimentación  por nuestra salud y la de   nuestros bebes.